¡Joven, quiero quedarme en tu casa!

¡Joven, quiero quedarme en tu casa!

“¡JOVEN, QUIERO QUEDARME EN TU CASA!” (Lc. 19,5)

En Angola, según datos del último censo de 2014, los menores de 24 años representan un 65,5% de la población total, siendo así una sociedad extremadamente joven, con una media de edad de 21 años. La actual situación económica derivada de la crisis del petróleo afecta de manera importante a los jóvenes. Jóvenes con preparación básica, sin posibilidad de acceder a estudios superiores y que no encuentran donde poder ejercer una profesión debido al alto índice de desempleo del país.

La desocupación y la falta de expectativas de mejora lleva a muchos de ellos a ocuparse en actividades ilegales para poder contar con algún ingreso alternativo.

La Iglesia no es ajena a este problema y en el comienzo de un nuevo año, momento de evaluar el camino andado y de programar los pasos a dar, las parroquias de la Diócesis de Benguela se reunieron en asamblea bajo el lema sugerido por la Conferencia Episcopal de Angola y San Tome: “¡Joven, quiero quedarme en tu casa!” (Lc. 19,5), que invita a trabajar en favor de la juventud.

Desde la comunidad de Misevi en Lobito, compartimos esa preocupación y trabajamos junto a los jóvenes para ofrecer alternativas que les puedan aportar oportunidades de promoción: ocio alternativo, espacios saludables para socializar, formación de líderes, cursos cortos de capacitación, alfabetización, acompañamiento desde el grupo de Alcohólicos Anónimos, prevención de drogodependencias en las escuelas, acompañamiento a jóvenes con problemas de salud mental, formación y asesoramiento a madres jóvenes.

Pedimos a Dios que nos siga ofreciendo la oportunidad de compartir vida y pastoral con los jóvenes y que sigamos aprendiendo de ellos a mirar con esperanza y desear la justicia y la paz.

Leave a Reply

Your email address will not be published.