Nace la Asociación de Mujeres Emprendedoras «Khuska Songochakuna”

Nace la Asociación de Mujeres Emprendedoras «Khuska Songochakuna”

La Comunidad Misionera Laica Vicentina (Misevi en Bolivia) junto a la Pastoral Social Cáritas de la Parroquia de Sacaba continuamos incorporando la reactivación económica como una prioridad en  todos y cada uno de los proyectos y acciones que llevamos a cabo. Fruto de ello y con el fin de fortalecer una mayor estabilidad de inclusión laboral es que estamos incorporando la constitución de la Asociación de Mujeres emprendedoras “Khuska Songochakuna” (Juntas desde el corazón).

Qué pretende la Asociación Khuska Songochakuna?

  1. Constituir legalmente un grupo de mujeres asociadas en el ejercicio de sus emprendimientos.
  2. Organizar por rubro o áreas los diferentes microemprendimientos:
    1. Servicios técnicos (reparación de teléfonos celeulares,…)
    2. Construcción (obra fina en cerámica, en yeso, pintura de interiores,…).
    3. Gastronomía (cáterin de cocina nacional e internacional, bartender, alquiler de vajilla y decoración de eventos,…).
    4. Manufactura (confección textil,…).
    5. Agropecuaria (Venta de plantines, Venta de pescado, venta de huevo de granja,…).
    6. Seguridad alimentaria (venta de abarrotes,…).
    7. Transporte (servicio de chofer,…).
  3. La Asociación, en una primera fase, pretende apoyar la creación de 100 microemprendimientos.
  4. Todo microemprendimiento estará legalmente constituido.
  5. Toda mujer que emprenda una actividad comercial en el marco de la Asociación, se incluirá en una capacitación técnica del área desde donde se va a proyectar. 

Para la Comunidad de Misioneros Laicos Vicentinos (MISEVI en Bolivia), la participación activa y asociada de las mujeres es fundamental y prioritaria para la estabilidad de todo proceso de inclusión laboral, teniendo la convicción de que las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad son sujetos de su propio desarrollo y no objeto de nuestra caridad, por lo que incorporar procesos de desarrollo donde las personas son parte activa de su formulación, ejecución y toma de decisiones sitúa al Proyecto en el marco del cambio sistémico donde todos, especialmente en este caso las mujeres que se encuentran en situación de vulnerabilidad, participan en la toma de decisiones y formas de Gobierno de la Asociación de emprendedoras.

La cultura asociativa en Bolivia es un valor que asumimos en este proyecto, con le objeto de organizar, canalizar y sistematizar diferentes acciones de inclusión laboral a través de la Asociación Khuska Songochakuna, partiendo de la filosofía que reconoce nuestra Constitución Política del Estado Plurinacional del “vivir Bien”, por encima del “vivir mejor”, dando valor más a las personas, su participación y calidad de vida que a las cosas y aspectos materiales.