Una casa que acoge, una comunidad que agradece

Una casa que acoge, una comunidad que agradece

Estimados y estimadas, un saludo desde Honduras.

Les queremos contar que hemos tenido un pequeño “experimento” en la parroquia Santa Cruz de Barra Patuka.

Hace tiempo llegó una donación de retales de tela de colores variados, de puntillas y adornos que para poco o nada creímos que iban a servir. Estuvieron en bodega unas semanas hasta que Ana tuvo la idea de proponer al equipo de Pastoral Social (ocho hacendosas mujeres miskitas) decorar y arreglar las tres casa más pobres del pueblo.

Dicho y hecho.

Eligieron de entre las familias que apoyamos más frecuentemente con alimentación y atención en salud, a las 3 más necesitadas. Las visitaron y propusieron la idea. Mostraron el “catalogo” de retales y estilos para que eligieran y pidieran los encargos de manteles, cortinas, divisiones… Buscaron apoyo con los varones para arreglar algunas de las tablas más estropeadas. Seleccionaron de entre las costureras a la que tuviera más deseo de colaborar…

Estas decoradoras han hecho realidad los sueños de tres amas de casa que jamás han lucido hogar tan elegante y acogedor. Casas de madera, en alto, sin luz ni agua corriente, vestidas con telas de colores que dan muestra de los beneficios de la solidaridad comunitaria.

Siguen con ganas de embellecer el pueblo, de hacer calor y color de hogar.

Ana e Idoia

Leave a Reply

Your email address will not be published.